Fujitsu Construye una Nueva Supercomputadora de Inteligencia Artificial, con la Tecnología de 24 NVIDIA DGX-1

Fujitsu anunció que usa 24 sistemas de inteligencia artificial NVIDIA DGX-1 para construir una supercomputadora para  RIKEN, la institución de investigación más grande Japón, para aplicaciones de aprendizaje profundo.

Esta supercomputadora representa la instalación para clientes de sistemas DGX-1 más grande hasta el momento. Permitirá acelerar la aplicación de Inteligencia Artificial para resolver desafíos complejos en el área de la atención de la salud, la fabricación y la seguridad pública.

“DGX-1 es como una máquina del tiempo para los investigadores de Inteligencia Artificial”, dijo Jen-Hsun Huang, fundador y director ejecutivo de NVIDIA. “Las empresas, los centros de investigación y las universidades de todo el mundo están adoptando DGX-1 para subirse a la ola del aprendizaje profundo, el avance tecnológico en el centro de la revolución de la Inteligencia Artificial.”

El proyecto del Centro RIKEN para la Inteligencia Avanzada utilizará la nueva supercomputadora, que está programada para conectarse el próximo mes para acelerar la investigación de Inteligencia Artificial en muchas áreas, como la medicina, la fabricación, la atención médica y la prevención de desastres.

“Creemos que el sistema basado en NVIDIA DGX-1 acelerará la implementación en el mundo real de las últimas tecnologías de IA, así como la investigación de los algoritmos de IA de próxima generación”, dijo Arimichi Kunisawa, jefe de la Unidad de Soluciones de Computación Técnica en Fujitsu Limited. “Fujitsu aprovecha su extensa experiencia en el desarrollo de computación de alto rendimiento e investigación de IA para la investigación y desarrollo que utiliza este sistema, contribuyendo a la creación de un futuro en el cual la IA se usa para encontrar soluciones a una variedad de problemas sociales.”

RIKEN AIP Supercomputer - Built on NVIDIA 24 DGX-1's
24 sistemas de inteligencia artificial NVIDIA DGX-1 brindan la potencia para la nueva supercomputadora de RIKEN en Japón.  Imagen cortesía de Fujitsu Ltd.

La arquitectura HPC convencionales demostraron ser demasiado costosas e ineficientes para cumplir con las necesidades de los investigadores de IA. Por lo tanto, las empresas como Fujitsu, y los clientes como RIKEN, buscan soluciones con la tecnología de las GPU para reducir los costos y el consumo de energía, a la vez que aumentan el rendimiento. Cada DGX-1 ofrece la potencia de ocho GPU NVIDIA Tesla P100 con una pila de software integrada pata entornos de trabajo de aprendizaje profundo, ofreciendo el rendimiento de 250 servidores x86 convencionales.

El sistema cuenta con una serie de innovaciones tecnológicas exclusivas de DGX-1, que incluyen las siguientes:

  • Marcos de trabajo de aprendizaje profundo, optimizados por NVIDIA para la máxima capacitación de aprendizaje profundo acelerado por GPU.
  • Más rendimiento y escalamiento de varias GPU con NVIDIA NVLink, para acelerar el tiempo de descubrimiento.
  • Una arquitectura de software y hardware integrada y optimizada para el aprendizaje profundo.

La supercomputadora también usa 32 servidores Fujitsu PRIMERGY, que, combinados con los sistemas DGX-1, les permitirán llevar su rendimiento de procesamiento teórico total a 4 petaflops cuando ejecute cálculos de punto flotante de media precisión.