Probar antes de comprar: La inteligencia artificial reformula el negocio de diseño de casas

Todo comenzó con unas muestras de empapelados.

David Levine y su esposa querían redecorar el comedor en su casa de Manchester, Reino Unido, pero no se podía imaginar cómo quedaría ninguno de los diseños en la pared. Entonces, creó una herramienta de inteligencia artificial que lo hiciera por ella.

La tecnología y la empresa emergente de Levine, DigitalBridge, usan el aprendizaje de máquinas y la visión de computación acelerados por GPU para que la gente pueda visualizar cómo quedaría un empapelado, una capa de pintura, un mueble nuevo u otra decoración de interiores en sus propias habitaciones.

“Pensé que no era la única persona que no podía imaginar cómo quedaría el empapelado en la pared”, dijo Levine.

El botón deshacer

Levine estaba en lo cierto. En una encuesta independiente que realizó DigitalBridge, alrededor de un tercio de los compradores indicaron que retrasaron o cancelaron sus proyectos de decoración porque no podían imaginarse cómo quedarían los artículos en sus hogares. La mayoría dijo que tenían miedo de tomar la decisión equivocada.

“No puedes deshacer la pintura en una pared. No puedes deshacer el alfombrado. No puedes deshacer el empapelado”, dijo Levine. “Nosotros ofrecemos el botón deshacer.”

Todavía no puedes usar DigitalBridge para probar un sofá de tres cuerpos o esa pintura púrpura que te fascinó. En los próximos meses, la empresa presentará su herramienta de decoración de interiores con aprendizaje de máquinas en la tienda de departamentos del Reino Unido John Lewis y otras empresas de venta minorista europeas que la están incorporando a sus sitios web. La idea es expandirse al mercado de EE. UU. para finales del año.

Aprendizaje de máquinas para la decoración de interiores

Para comenzar a usar DigitalBridge, los decoradores artesanales deben subir una foto de la habitación que planean redecorar. El aprendizaje de máquinas y la visión de computación detectan, píxel por píxel, la iluminación de la habitación y las relaciones entre las paredes, los muebles y demás elementos. Esto permite que la habitación virtual tenga las mismas características de espacio y de luz que la real.

“Si intentas seleccionar el empapelado, queremos asegurarnos de que se coloque detrás del mueble y no encima. Si la ventana deja entrar luz, queremos replicar eso”, dijo Levine.

Levine capacitó a su algoritmo de aprendizaje de máquinas con GPU GeForce GTX TITAN X usando miles de imágenes de habitaciones. Luego, lo implementó con GPU NVIDIA Tesla K80 con la plataforma de computación en paralelo CUDA en la nube de Amazon. Ahora DigitalBridge integra los algoritmos de aprendizaje profundo para mejorar la precisión, mediante la biblioteca cuDNN y el marco de trabajo de aprendizaje profundo Caffe.

“No podríamos hacer nada de esto sin las GPU, mucho menos los trabajos de aprendizaje profundo”, dijo.

DigitalBridge participa en nuestro programa de aceleramiento virtual Inception, el cual asiste a empresas emergentes que están cambiando las industrias con la inteligencia artificial y la ciencia de datos. Además, es uno de los ganadores de nuestro concurso para seleccionar las mejores empresas emergentes de inteligencia artificial que revolucionan la industria de la venta minorista.

Probar antes de comprar

DigitalBridge no es la primera empresa que ofrece una herramienta para probar antes de comprar para remodelar el hogar. Sin embargo, la mayoría se basa en la realidad aumentada y necesita una aplicación móvil dedicada, dijo Levine. Luego de probar la tecnología como una aplicación móvil, descubrió que los vendedores minoristas no les gusta.

“Con las aplicaciones, debes desarrollar varias versiones y actualizarlas todo el tiempo”, dijo. Además requiere que los clientes dejen de comprar y abandonen el sitio web de la tienda para descargar la aplicación.

En su lugar, la plataforma de DigitalBridge se integra a los sitios de los vendedores minoristas, y los clientes pueden usarla en dispositivos móviles, tabletas y computadoras de escritorio. Levine la imagina como un botón en el sitio de una tienda que diga “prueba esto en tu propio cuarto”.

¿Recuerdas esa araña de cristal que tanto anhelabas? Con un par de clics, puede aparecer en tu sala de estar virtual. Luego, te toca a ti decidir si queda bien o no.