Adentro de la obra: Hamlet llega al escenario virtual con las GPU de NVIDIA

John Gielgud. Mel Gibson. Bart Simpson. Vivimos en una cultura en la que todos conocemos Hamlet de William Shakespeare.

Aunque muchos actores hayan personificado al malogrado príncipe de Dinamarca y enunciado la frase “ser o no ser”, nadie le brindó a la audiencia la oportunidad de formar parte del mundo que rodea a la obra.

Hasta ahora. To Be With Hamlet es una de las cinco funciones en vivo del teatro en rendimiento. Esta iniciativa, creada por Javier Molina, un profesor adjunto de la materia Medios digitales integrado en la Universidad de New York, reúne las experiencia de realidad virtual en la galería virtual del Festival de Cine de Tribeca de este año.

La experiencia comienza con una presentación en vivo especial, desde el miércoles 26 de abril al 29 de abril. Cuenta con la tecnología de las GPU de NVIDIA.

El acto se centra en una escena crucial casi al final del acto I, cuando Hamlet se encuentra con el fantasma de su padre asesinado. Mediante el uso de la tecnología captura de movimientos, la realidad virtual de varios usuarios y el sonido espacial, To Be With Hamlet permite que el público recorran las fortificaciones del castillo de Elsinore junto al príncipe.

To Be With Hamlet VR castle still

El público es testigo de un acto en vivo y en tiempo real, que se transmite mediante el sistema de captura de movimiento Optitrack, que se usó en la clase sobre captura de movimiento en la NYU, a los cascos de realidad virtual HTC Vive. La plataforma para varios usuarios les permite a los integrantes del público ver a los demás en este espacio virtual, lo que crea una experiencia de teatro cautivadora en la realidad virtual.

“El impacto de la presencia es fundamental en una producción teatral, donde el público ve un acto en vivo de forma comunitaria”, dijo David Gochfeld, director del acto. “Dado que las GPU de NVIDIA garantizan el rendimiento y la fidelidad necesarios para la realidad virtual, no tenemos que preocuparnos con que el público pierda esa sensación de presencia.”

Es una apropiada respuesta al concepto de una obra dentro de la obra que propone Shakespeare, ya que se ubica a uno de los personajes de Hamlet fuera de su propia historia por un momento, lo que le permite a Hamlet revelar una verdad clave para la obra misma.

“Al estar presente con Hamlet en su mundo, el público actual puede obtener una nueva información sobre sus motivaciones y las fuerzas que decidieron su destino”, dijo Molina.

Qué concepto audaz el de incorporarnos a la obra. Muy a tono con la idea de una obra dentro de otra.

Blogs similares